Empresas con foco sustentable ganan Premio PwC Chile Innovación 2017

Un modelo de producción vitivinícola orgánico y un sistema de recuperación de agua fueron los ganadores del Premio PwC Chile Innovación 2017, entregado ayer.

Se trata de Viña Emiliana y la empresa BioFiltro, que este año fueron destacadas por sus ideas disruptivas y la capacidad para transformarlas en negocio. Ambos proyectos tienen una fuerte orientación hacia la sustentabilidad medioambiental (ver recuadros).

Durante la ceremonia de entrega, el Ministro de Economía, Luis Felipe Céspedes, dio una charla acerca de los focos que como país debemos tener para crear un ambiente más innovador.

El jefe de la cartera de Economía indicó: “Para lograr más innovación debemos hacerlo juntos. Que sea una colaboración entre el sector público y privado. No existen varitas mágicas, sino trabajo, creatividad y perseverancia”, comentó Céspedes.

Además, el ministro indicó que existen dos etapas claves para lograrlo. Por un lado están las ideas, las cuales deben transformarse en modelos de negocio; y por el otro, la asignación de recursos en todos los niveles de la sociedad. “La innovación pasa por la democratización del emprendimiento. No puede quedar reducido sólo a un sector de la sociedad y en esa dimensión, la asignación de recursos es clave”, señaló Luis Felipe Céspedes.

Por su parte, Luis Enrique Álamos, socio principal de PwC Chile, indicó que hoy las empresas le están dedicando más tiempo e inversión a la innovación, “pero seguimos siendo un país que aún no desarrolla un ecosistema donde participemos todas las instancias. Si bien no hay una ruta única para hacerlo, hay bastante experiencia y datos que podemos ver en otros países”.

Hernán Cheyre, director de Emprendimiento FEN de la Universidad del Desarrollo, agregó que cuando se habla de innovación, muchas veces se cree que se trata de una buena idea, un invento o una patente. “Pero innovar es más que eso. Tiene que ver con emprender una actividad o desarrollar un producto nuevo que sea validado por el mercado. Y eso es lo que han hecho quienes estamos premiando”, señaló el ex vicepresidente ejecutivo de Corfo y agregó: “Es clave difundir casos de éxito para inspirar a otros”.

Luego de las exposiciones, se le entregó el premio a Viña Emiliana, en la categoría de Innovación Empresarial y a BioFiltro, en Innovación Social, para pasar a una mesa redonda donde participaron Hernán Cheyre, Luis Enrique Álamos, Cristián Rodríguez, gerente general de Emiliana y Matthias Sjögren, CEO de BioFiltro.

Cuatro años de innovación

El Premio PwC Chile Innovación fue creado en 2013, como una manera de contribuir a incentivar el valor y la importancia de la innovación en nuestra sociedad.

Para la versión de este año, el jurado estuvo presidido por el Ministerio de Economía, Fomento y Turismo

Además, participaron del jurado, destacados personajes de diversos sectores, como Alberto Etchegaray, Alberto Salas, Alfonso Gómez, Alfredo Moreno, Álvaro Fisher, Catalina Saieh, Guillermo Tagle, Hernán Orellana, Jorge Marshall, José Luis Santa María, Juan Benavides, Luis Larraín, Oliver Flögel, Rodrigo Jordán, Vittorio Corbo, Vivianne Blanlot, Hernán Cheyre y Luis Enrique Álamos.

Solución amigable con el ambiente

BioFiltro ha desarrollado y patentado una tecnología sustentable y amigable con el medio ambiente para el tratamiento de aguas servidas y RILes, a bajo costo, denominada como Sistema BIDA (basado en el Sistema Tohá). Esta tecnología obtiene aguas aptas para riego u otros fines sin el uso de productos químicos, ahorrando hasta un 98% de la energía utilizada por las soluciones convencionales, sin generar ningún tipo de desecho contaminante. Posee más de 135 instalaciones en el mundo (Nueva Zelanda, EEUU, España, Chile, México, Brasil, etc) y el 2011 ganaron el premio “Sustainable Wastewater Treatment Technology” en el Clean Tech Open de Silicon Valley.

Vinos con corazón orgánico

Emiliana se autodenomina como la “Viña orgánica más grande del mundo”, luego de que en 1998, sus dueños -José y Rafael Guilisiasti- decidieran tomar ese camino.

Desde un principio han aplicado una serie de técnicas innovadoras al respecto. Hoy, sus vinos se producen a lo largo de Chile en las más de 800 hectáreas orgánicas que posee y que son el origen de marcas tan emblemáticas como Ge, Coyam, Signos de Origen, Novas y Adobe.

Sus productos se exportan a más de 50 países. Con un crecimiento promedio en cajas de un 17% en los últimos años.

Además, utilizan también el concepto de “biodinámica”, una forma integral de cultivo regenerativo.

 

Nota original: El Pulso

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *